aniversario

El día que partió mi padre

Fermín Isidoro Rodríguez (Tato) partió de este espacio-tiempo el 19 de febrero de 1969 a los 49 años, en su casa, rodeado por su familia y amigos. Natural de Santiago del Estero, desarrollo su vida en la ciudad de Mar del Plata, mecánico de la armada, surcó los mares de América, Europa y Asia, padre de tres hijos, dedicó los últimos años de su vida a la docencia, como maestro de taller en un colegio industrial. Desconocido para la mayoría, D. Fermín, mi padre, dejó una profunda enseñanza en mi vida, por ese motivo y para su recuerdo comparto estas líneas, las personas que lo conocimos y aún estamos aquí, podemos afirmar que fue una buena persona, protector y cariñoso, se esmeró de trasmitir sus verdades cuando vio venir el final de sus días. El día de su partida, fue soleado y en su desped...

Ir a la barra de herramientas